Futuro, del Big Data a la Acción

Futuro, del Big Data a la Acción

Esta semana estuve dando una ponencia en Big Data To Action, evento que organiza la escuela de negocios MSMK, acerca del futuro.

Vivimos demasiado centrados en el hoy, preocupados la mayoría de las veces solo por sobrevivir a final de mes. Sin embargo, dado que nos ha tocado vivir la Cuarta Revolución Industrial, deberíamos preocuparnos más por el futuro que se nos viene encima.

Básicamente, la Cuarta Revolución Industrial se centra en la creación de sistemas ciberfísicos, que combinan maquinaria física y tangible con procesos digitales. Esto los hace capaces de tomar decisiones descentralizadas (las máquinas tomarán muchas decisiones por nosotros), dando lugar a lo que se denomina fábricas inteligentes.

Además de la fusión de lo físico y los digital, se unirá también lo biológico, dando lugar a grandes logros, pero también a peligros potenciales. Poniendo encima de la mesa importantes debates metafísicos como “qué significa o significará ser humano”.

El Word Economic Forum ha hecho un estudio muy interesante sobre los temas que ocupan la agenda global y yo he resumido los mismos en la ponencia y ahora en el blog.

Gráficamente, podemos ver los 8 grandes temas y las 36 categorías en la siguiente figura:

Lo más destacable es:

  • El futuro en el empleo:
    • Nuevos trabajos que requieren nuevas habilidades, lo que va a dar lugar al incremento en la tasa de paro y también a la existencia de trabajo sin cubrir.
    • Todavía sigue habiendo brechas de género en algunos trabajos. En el futuro veremos progresar mucho a la mujer.
    • Nos gusta la movilidad y transportarnos de un sitio a otro de manera fácil, pero la movilidad es invasiva y esto tiene que cambiar ¿Problemas? Viajes por carretera=1,5 millones de muertes cada año + Emisiones de gases de efecto invernadero + …
    • Los programas de jubilación y de protección social van a ser insostenibles. El futuro trae la responsabilidad individual.
    • Los robots humanoides que van a estar por todos lados, con los que hablaremos, socializaremos y trabajaremos.
  • El futuro en la gobernanza:
    • Los problemas públicos trascienden las fronteras nacionales. Se necesita una gobernanza global.
    • También una gobernanza cercana, dado la proximidad y casi personal relación entre los gobernantes y los individuos.
    • Nos tenemos que sentir protegidos, de forma que suavicemos el camino de la sociedad en medio del cambio dramático y la convergencia tecnológica. Gobernanza protectora.
    • Y será importante convertir nuevas ideas en valores prácticos para el mundo, en forma de nuevos productos, servicios o formas de hacer las cosas. Gobernanza innovadora.
  • El futuro de la productividad:
    • Nuevos trabajos que requieren nuevas habilidades, lo que va a dar lugar al incremento en la tasa de paro y también a la existencia de trabajo sin cubrir.
    • Importancia de convertir nuevas ideas en valores prácticos para el mundo, en forma de nuevos productos, servicios o formas de hacer las cosas. Innovación.
    • El emprendimiento será el impulsor fundamental de la creación de valor económico, ya sea que se manifieste en la forma de una nueva empresa emergente, o como una fuerza de regeneración dentro de una empresa establecida.
    • Se producirá el cambio de un modelo económico de “vender, usar y tirar” a un enfoque más circular que promueve el uso regenerativo de materiales está ganando terreno. Economía Circular.
  • El futuro de la tecnología:
    • Los robots humanoides con los que hablar, socializar y trabajar.
    • Progreso en la comprensión del cerebro.
    • Democratización generalizada de la innovación.
    • Blockchain para realizar transacciones a través de una red sin la necesidad de depender de un intermediario, como un banco central.
    • Economía digital (Publicidad en entornos digitales) que hay que convertir en no intrusiva.
    • Realidad virtual que alterará la forma en que las personas interactúan entre ellas y sus entornos.
    • Impresión en 3D que permitirá crear productos complejos sin equipos complejos.
    • Transformación de los sistemas de fabricación y producción a una velocidad y alcance sin precedentes.
    • Materiales avanzados. Biodegradación reduciendo el desperdicio. Poder curar el tejido orgánico en forma de implantes quirúrgicos. Materiales a escala atómica.
    • Biotecnología. Uso de la biología para impulsar los avances en la agricultura, la producción industrial, la energía limpia, la salud y la protección del medio ambiente.
    • Sensores que podremos tener fuera de nosotros o dentro de nosotros y que lo medirán todo.
  • El futuro de la empresa:
    • Movilidad creciente pero invasiva.
    • Robots humanoides.
    • Economía digital no intrusiva.
    • Impresión en 3D.
    • Transformación de los sistemas de fabricación y producción.
    • Flujo participativo de información y entretenimiento. Todos producimos contenido.
    • Energía. Mayor uso del gas natural y las energías renovables. Coste decreciente de las tecnologías renovables.
  • El futuro de la ética:
    • Robots humanoides ¿sin o con ética?
    • Tendremos que suavizar el camino de la sociedad en medio del cambio dramático y la convergencia tecnológica. Los gobiernos deberán pensar menos en la ideología y más en el ser humano. Gobernanza protectora.
    • Biotecnología que pone en entredicho tantas cosas.
    • Información y entretenimiento siendo todos partícipes ¿Quién decide qué es publicable y qué no?
    • Valores. En el futuro necesitaremos confianza; entre los gobernados y los gobiernos. Entre la sociedad civil y el sector privado.
    • Justicia. Necesidad de renovar los sistemas legales.
    • Arte y cultura. Protección del patrimonio. Sostenibilidad cultural. Derechos y libertades de los artistas individuales.
    • Salud. Según las Naciones Unidas, la población mundial pasará de 7.600 millones a 9.700 millones para el año 2050, y el número de personas mayores de 60 años debería alcanzar aproximadamente 2.000 millones. El mundo actualmente no está equipado para responder a estas tendencias, y el sistema de salud mundial deberá someterse a una gran transformación a fin de proporcionar un entorno en el que las personas vivan vidas más saludables y prolongadas.
  • El futuro de la desigualdad:
    • Brechas en el empleo.
    • Brechas de género.
    • Programas de jubilación y protección social insostenibles.
    • Desarrollo sostenible. No ganar unos para perder otros.
    • El costo global de las condiciones de salud mental y las consecuencias relacionadas se prevé un aumento a $ 6 billones en 2030. Habrá sanos y enfermos.
    • Progreso económico. Se necesita un enfoque centrado en el ser humano para lograr el tipo de progreso económico que pueda garantizar la legitimidad de las instituciones locales, nacionales y globales.
  • El futuro de la seguridad:
    • Robots humanoides que tendremos que dirigir bien.
    • Gobernanza cercana. Mundo hiperconectado caracterizado por una volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad crecientes.
    • Progreso en la comprensión del cerebro.
    • Impresión en 3D ¿Podremos construirnos armas en casa?
    • Biotecnología ¿Hasta dónde vamos a cambiarnos por dentro? ¿Quién nos asegura, por ejemplo, los cambios genéticos?
    • Migración. Desafíos relacionados con la integración, la cohesión social, el trabajo y la gestión de las fronteras.
    • Geoeconomía. Acuerdos comerciales, sanciones, fijación de precios de productos básicos o ayuda internacional.
    • Seguridad internacional. Carrera armamentista como resultado de la aplicación militar de tecnología de vanguardia. Creciente influencia de actores no estatales. Expansión de dominios de conflicto a una velocidad sin precedentes en el espacio, el ciberespacio, los océanos y el Ártico.
    • Anticipación de riesgos. Tanto el sector público como el privado deben considerar nuevas formas de protección contra los riesgos.
    • Seguridad cibernética. Sistemas digitales más conectados a la infraestructura física y biológica.

La tecnología, los datos y los análisis son la base de muchas de estas cosas que hemos visto. Por tanto, va a ser muy importante hacer las cosas bien, que viene a ser, sobretodo, pensar antes de analizar.

La clave del futuro será en parte la educación que demos a nuestros hijos. Tenemos enseñar a las mentes jóvenes a “inventar, crear y descubrir“, que son las 3 cosas que parece que las máquinas nunca sabrán hacer. Con apoyo en tres tipos de alfabetización:

  • Alfabetización de datos: que sean capaces de gestionar y analizar grandes datos. 
  • Alfabetización tecnológica: que sean capaces de comprender las tecnologías exponenciales y realizar el pensamiento computacional. 
  • Alfabetización humana: que sean capaces de comunicar y evaluar el impacto social, ético y existencial.

Además, que tengan cuatro capacidades cognitivas: pensamiento crítico, pensamiento sistémico, iniciativa empresarial y agilidad cultural.

La Cuarta Revolución Industrial es algo más que un cambio impulsado por la tecnología; es una oportunidad para ayudar a todos, incluidos los líderes, los responsables de la formulación de políticas y las personas de todos los grupos de ingresos y naciones, a aprovechar las tecnologías convergentes con el fin de crear un entorno inclusivo, un futuro centrado en el ser humano.

La verdadera oportunidad es mirar más allá de la tecnología y encontrar la manera de darle al mayor número de personas la posibilidad de impactar positivamente en sus familias, organizaciones y comunidades.

 

Comentarios

  1. Me gusta mucho su enfoque y su trabajo. Agradezco sus contribuciones documentales dan mucha visión.

    Quedaré al pendiente de su trabajo para leerlo y aprender de usted

    Saludos…

  2. Muy bueno.
    Sencillo, muy esquemático (títulos, sangrado, negrita, …), bien sintetizado y muy pedagógico (en especial los “botecitos” finales de colores a modo de resumen, como “botes de chuches” con su título en la “tapa” :-).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *